Colaboradores en primer lugar, ¿es así realmente?

lunes, 15 de agosto de 2011 Alvaro Díaz 0 Comments

No son pocas las investigaciones que muestran los altos índices de descontento de profesionales jóvenes y experimentados. Es que en varios casos las empresas consideran el factor humano como un tema menor.

Autor: Simão Mairins, www.administradores.com.br

Valorar el trabajo de los subordinados para muchos líderes en Brasil es aún insuficiente, dice Paulo Buchsbaum, co-autor del libro “Negocios S/A: Administración en la práctica”. Las empresas brasileñas han modernizado sus estructuras y métodos. Sin embargo, todavía queda mucho por mejorar. No son pocos los estudios recientes que vinculan los altos niveles de insatisfacción profesional que sienten los jóvenes y más experimentados, con sus puestos de trabajo.

¿Las empresas brasileñas se han dado cuenta de que el factor humano es indispensable para sus negocios? “En teoría sí. Sin embargo, en la práctica está mucho más presente en los sitios web corporativos, en los discursos, en los folletos y en las presentaciones de RRHH de las empresas, que en la vida real. Por eso, pese a la profusión de bellas palabras, muchas personas se sienten infelices en su vida profesional”, afirma Buchsbaum.

“Sin duda, hubo una evolución en la atención a las personas, pero hay muchas imperfecciones en el proceso competitivo que permite que diferentes prácticas administrativas ineficaces sobrevivan, incluyendo la cuestión humana", dijo Buchsbaum.

Según él, las empresas que centran su atención en las personas "tienen mucho más futuro. Sin embargo, esto no sucede, muchas veces, a corto plazo. Los empresarios y directivos con una visión más inmediata terminan por considerar, en la práctica, el factor humano como un tema menor".

Para Buchsbaum, la respuesta es categórica: no. "Hay diferentes tipos de líderes. Un líder puede actuar en un área interna de una gran empresa, ser propietario de un pequeño negocio, ser un CEO de una multinacional o ser capataz de una fábrica en el interior de China. Las propias áreas en la empresa demandan diferentes tipos de líderes, de acuerdo con sus características ", explica.

En lugar de una receta general, se puede desarrollar un conjunto de recomendaciones flexibles. Dado un contexto definido, es posible definir mejor los atributos necesarios para un buen líder ", añade.

De acuerdo con Buchsbaum, las escuelas brasileñas de educación primaria y secundaria, "se preocupan mucho más de transmitir contenidos, sin aplicarlos, lo que afecta el futuro de cada uno de ellos.

"Cualquier otro asunto que podría animarlos a hacer varias actividades, incluido el espíritu empresarial, son prácticamente olvidados", dice.

www.administradores.com.br

Tomado de America Economia