Aprenda cómo relajarse en la oficina...

domingo, 9 de enero de 2011 Alvaro Díaz 0 Comments

Respirar bien y estirar los músculos pueden ayudarlo a distencionarse en su trabajo.

El constante flujo de trabajo, junto con los problemas laborales del día a día, hace que frecuentemente los trabajadores sufran de estrés y ansiedad en la oficina, generando enfermedades y repercusiones físicas, en especial en aquellos empleados que pasan largas jornadas sentados. Es por eso, que cada día gana más importancia, la habilidad que tenga un trabajador para saber relajarse ante los tiempos difíciles y así poder controlar sus emociones para poder llevar a cabo sus funciones diarias en forma satisfactoria.

Conozca algunas técnicas básicas para poder reducir su estrés y disminuir la tensión en la oficina. Estos consejos le ayudarán a mejorar la calidad de su vida laboral mediante estrategias simples que puede realizar desde su puesto de trabajo.

Respire adecuadamente
Una de las principales técnicas de relajación es respirar profundamente cuando se está bajo una situación de estrés o ansiedad. Esto es de especial importancia para las personas que trabajan largas horas en un escritorio o puesto de trabajo, donde al estar sentados amplias jornadas, se reduce la circulación en el cuerpo lo que conlleva a falta de oxigeno y se traduce en tensión muscular.

Por lo que el saber inhalar y exhalar aire de manera adecuada puede calmar sus nervios en cualquier momento y ayudarlo a cumplir sus funciones en forma tranquila, a la vez que mejorará su salud personal.

"La gente cuando quiere tomarse un descanso, inhala pero no exhala, entonces muchas de esas cosas se quedan en el cuerpo y eso es lo que genera estrés y cansancio, entonces el consejo más importante que se le puede dar a una persona, que trabaja en una oficina, es que se tome el tiempo de ser consciente de su respiración y que inhale y exhale", afirma Lisa Olea, directora de Yoguis Centro de Bienestar.

Estas son dos técnicas recomendadas para relajarse mediante la respiración.

1. Respiración diafragmática: Tome aire por medio de la boca del estomago (diafragma) y suéltelo lentamente. Repita este proceso por un minuto y concéntrese en que la respiración sea pausada y controlada y repita este procedimiento varias veces en el día.

Para saber si usted lo está haciendo de manera correcta, deber sentir que se desplaza el diafragma, permitiendo la expansión de la caja torácica, mientras que los hombros y el pecho no deberían moverse. Esta técnica le ayudara a relajarse en momento de estrés y a recargar energía cuando afronte momentos de tensión.

2. Respiración controlada: Tome aire por la nariz y lentamente suéltelo por la misma vía. Repita este procedimiento y por un minuto y notará la forma como poco a poco su cuerpo se va relajando. Repita el proceso añadiendo un segundo más para tomar y botar aire y luego de adicionar 10 segundos usted apreciará la diferencia.

"Lo ideal es inhalar por la nariz y exhalar por la nariz, pero para una persona que está en la oficina es igual de bueno inhalar por la nariz y exhalar por la boca, lo más importante es que se tomen más tiempo en cada proceso y que traten de balancear su respiración" añade Lisa Olea.

Estire los músculos
Tome pequeños descansos: el relajar los músculos y cambiar de posición en el trabajo es una de las mejores maneras para distenciones durante el día.

Esto se puede lograr tanto por intentar hacer paradas constantes según periodos específicos de tiempo (descansos de cinco minutos) o caminar un poco por la oficina cuando se experimenten síntomas de ansiedad o estrés. El realizar esta actividad no sólo lo ayudará a concentrarse sino que mejorará su circulación y tensión muscular.

"Además se recomienda mover todos los músculos, por que ahí es donde se acumula la tensión y lubricar las pupilas abriendo y cerrando los ojos muchas veces. Finalmente se debe caminar un poco durante el día, para que se muevan los músculos, para que el estrés no se acumule, sobre todo en el cuello y la mandíbula", afirma Lisa Olea.

Por otro lado, si usted no quiere caminar por su oficina existen ejercicios simples de yoga que usted puede realizar desde su puesto de trabajo.

Estos ejercicios no sólo le ayudarán con su postura sino que son claves para relajar su mente y su cuerpo.

- Técnica de relajación progresiva: Desde su puesto de trabajo, por ejemplo, usted puede realizar una técnica básica de relajación progresiva, que consiste en distencionar cada músculo de su cuerpo, en una actividad que puede durar aproximadamente 5 minutos.

Este técnica, es sencilla y fácil de hacer y al ser realizada constantemente (una vez por día) usted podrá relajarse, distencionar sus músculos y mejorar su salud.

Para realizar esta técnica de relajación primero trate de aflojar lo más que pueda su ropa, si es posible, libérese un momento de los zapatos y suelte botones, cinturones o corbatas.

Luego, uno por uno, de arriba hacia abajo tensione los músculos de su cuerpo por cinco segundo y luego descanse. Realice este procedimiento en especial en zonas que sienta que se encuentran tensas o con dolor. Esta técnica se debe llevar a cabo tres veces por cada músculo.

- Técnica de mejoramiento de postura: Este procedimiento sirve especialmente para los trabajadores que pasan periodos largos sentados. Esta técnica es simple y toma escasos segundos, donde se empieza por juntar las rodillas cuando se está sentado en el puesto de trabajo. Luego se ponen los brazos en las piernas y se baja la cabeza hasta lo que más se pueda estirar.

Esto se realiza con los hombros pegados y se reposa en esta posición por 30 segundos, para luego lentamente retornar a la postura cotidiana. Se recomienda que esto se realice 3 veces al día, con el fin de liberar tensión de la espalda y cuello.

Otras actividades
Adicional a estas técnicas de relajación, existen otras formas de poder reducir el estrés laboral, entre ellas se encuentran:

- Aromaterapia: El encender una vela de olor o cualquier tipo de elemento que tenga un aroma, ayuda a reducir el estrés y la ansiedad en el trabajo, no sólo porque hace que el ambiente en la oficina sea más agradable, sino por las características de cada esencia en particular.

Esta técnica puede realizarse con diferentes aromas y en manera poco concentrada, de modo que no incomode a sus compañeros de trabajo, pero al mismo tiempo, el olor escogido por usted, lo ayude a relajarse y esparcir su mente.

- Busque su comodidad: Traiga desde su casa, cualquier cosa pequeña que le ayude a que su puesto de trabajo u oficina sea un lugar más agradable. Decórela en la medida de lo posible de manera persona e incluya cualquier tipo de objetos personales que ayuden a que usted se sienta más cómodo.

Traiga sus propias bebidas (si estás lo ayudan a relajar), pelotas anti estrés, fotos, cartas, apuntes o cualquier otro objeto discreto, que no moleste a sus compañeros, pero que lo ayude a bajar sus niveles de tensión.

Tomado de elempleo.com