El momento adecuado para pedir un ascenso...

domingo, 20 de septiembre de 2009 Alvaro Díaz 0 Comments

Antes de solicitar un cargo de mayor responsabilidad, analice si reúne las condiciones para desempeñarlo.

Si considera que ya es hora de asumir nuevos retos dentro de su compañía y que las capacidades con las que cuenta rebasan las exigencias de su actual puesto, tal vez sea oportuno contemplar la posibilidad de tener una promoción.
Para que tome una decisión acertada al respecto, elempleo.com presenta recomendaciones de expertos en recursos humanos que le permitirán afrontar el momento de dirigirse a sus superiores de manera exitosa.
Augusto Buitrago Rioja, consultor Especializado en Gestión Humana, resalta que es necesario ver en un ascenso la oportunidad de obtener mayores responsabilidades, ocupar un cargo de más jerarquía y acceder a una asignación salarial más alta.
Según Rodrigo Montealegre, director de Capital Humano para la Región Andina y Centroamérica en Delima Mercer, las promociones son el resultado de un proceso de evaluación realizado cuando se requiere cubrir un nuevo cargo o se origina una vacante por cambios dentro del organigrama.
“En este sentido es de vital importancia que el candidato haya obtenido altas calificaciones de desempeño, tanto en el período actual como en años anteriores”, agrega Montealegre.
Además es prioritario demostrar que se tiene el potencial para crecer y responder a las exigencias que se afrontarán en la posición vacante.
De esta manera, el empleado que se acerca a su jefe para solicitar un ascenso debe estar convencido que los datos y los hechos hablan por sí solos.
“La comunicación debe ser directa entre el colaborador y su superior. El mensaje tendrá, por ende, que ser el siguiente: ‘estoy preparado para desempeñar este cargo’ ”, enfatiza Buitrago.
Tenga en cuenta que si la respuesta a su solicitud llegase a ser negativa, la empresa debe explicar los motivos por los cuales no puede ocupar la vacante ofrecida. Así podrá prepararse y enmendar aquellas falencias que no le permiten lograr el ascenso.
De acuerdo con Montealegre de Delima Mercer, si recibe una buena noticia es importante iniciar un programa de entrenamiento que lo deje avanzar rápidamente en la adquisición y fortalecimiento de las competencias que demanda el nuevo rol.
“Así mismo se le deberá entregar la descripción del puesto y, en la medida de lo posible, ofrecerle un ‘coach’ que lo acompañe en el proceso de adaptación”, anota Montealegre.
Otro panorama es que, después de revisar sus oportunidades de crecimiento al interior de la compañía, concluya que su ciclo allí ha finalizado. Evalúe:
1. Si la brecha entre el perfil requerido para ascender y el desempeño demostrado es demasiado amplia.
2. Si no ha tenido la posibilidad de aprender nuevas habilidades en cargos operativos.
3. Si siente que se encuentra en el lugar equivocado.
En caso que las respuestas sean afirmativas es hora que pruebe competencias en otros horizontes.

Tomado de elempleo.com .