Reducir la fuerza laboral no es la única solución...

domingo, 16 de agosto de 2009 Alvaro Díaz 0 Comments

No se alarme antes de saber qué pasará en la organización, mejor enfoque sus energías en los nuevos aportes que brindará a la compañía.
Diversas situaciones externas como la crisis mundial han obligado a muchas empresas en todas las regiones a reducir costos, pero la pregunta es ¿cómo lo están haciendo?
A simple vista el recorte de planilla es la primera opción, pues las compañías que tienen bajos ingresos consideran que es muy difícil seguir sosteniendo un recurso humano. Por lo que le apuestan a disminuir la planilla para contrarrestar la crisis que afecta a la organización.
De acuerdo con Mónica Flores Barragán, directora general de Manpower en México, Centroamérica y República Dominicana, no existe una receta mágica para poder salir de este problema, pero sí estrategias para no caer solo en el recorte de personal y tratar de sobrevivir en estos momentos. Sin embargo agregó que la tendencia a disminuir la fuerza laboral es probable que se mantenga un período más. Como prioridad es importante que las empresas actúen de forma creativa, pues lo que resultó bien anteriormente hoy no podrá funcionar y lo que deberán hacer es proponerse objetivos claros que ayuden a disminuir los gastos de la empresa.
“Es momento de aprovechar la crisis para hacer cosas que antes no se atrevió a realizar por temor al fracaso, hoy es indispensable agotar las ideas para seguir de pie en el mercado”, resaltó.
Hay dos formas de ver la crisis: como una tragedia o como una manera de cambiar. Si la visualiza como esta última, todos en la empresa deberán hacer algunos esfuerzos en temas de creatividad, compromiso y trabajo en equipo.
“Recordemos que todo lo que inicia debe terminar, por lo que tomar decisiones de recorte de personal es una determinación de corto plazo que luego puede costar muy caro”, dijo.
Pues al tener menos productividad, el producto o servicio final tendrá que menguar en el mercado, ocasionando menos ingresos a la compañía, por lo que aconsejó saber responder oportunamente ante un entorno complicado para aprovechar las condiciones cambiantes del mercado.
Otras alternativas
También existen otras opciones que un gran número que se están aplicando, por ejemplo quitar algunos beneficios que le generen gastos a la empresa, reducir el salario, que los empleados trabajen menos horas al día o menos días a la semana y quitar pagos de horas extras, entre otros.
Lo fundamental, comenta la experta, es que la compañía permanezca con aquellos empleados que aportan un valor agregado a la organización. Esos son los que ayudaran a enfrentar la crisis y serán los que aporten las ideas para afrontar el mercado.
Un elemento vital que a veces las empresas olvidan es la comunicación. Mantener al tanto a todos los colaboradores de la situación real de la compañía siempre evita los rumores y los ruidos que puedan incidir en la productividad.
Aconsejó que si usted es una persona desempleada por causa de la crisis, lo mejor es no es atormentarse preguntándose ¿por qué lo quitaron? Por el contrario siga capacitándose, aprendiendo o desarrollándose profesionalmente.
Como empleado evite todo tipo de especulaciones sobre si será usted u otros los que despedirán. No insista en abordar este tema que solo provoca intranquilidad. Sea un generador de opiniones positivas.

Tomado de elempleo.com